Explicación

Qué es el Trauma?

Hablemos del trauma. Puede que sea difícil tocar el tema, pero hablar del trauma y conocer sus signos son un paso importante para curarlo y para desarrollar la resiliencia.

Muchas veces se piensa que hablar sobre salud mental es signo de debilidad o inestabilidad. Pero ya es hora de cambiar esta percepción negativa. El cuidarse a sí mismo o a sí misma es cuestión de amor propio. Es para todos.

Entonces ¿qué es REALMENTE un trauma?

Nuestros sentimientos y el estado de nuestro bienestar emocional están relacionados a factores biológicos, a nuestra historia familiar y a las cosas que hemos visto y que hemos pasado en nuestras vidas.

Hay experiencias muy angustiosas o perturbadoras, a las que también se les conoce como traumas. Esos traumas pueden tener efectos negativos duraderos en nuestro bienestar mental cuando no se resuelven. Cuando alguien ve o pasa por una situación traumática, es común que sienta el efecto de eso en su cuerpo y mente por mucho tiempo después de que la situación haya pasado.

El trauma puede originarse depor un momento específico o una experiencia continua. Puede ser algo que le ha pasado a uno mismo, o algo que ha presenciado, pero que le ha pasado a otra persona. Es común reaccionar como si todo siguiera igual tras un momento traumático, especialmente si es algo que pasa seguido. Pero cuando ignoramos el trauma, estamos ignorando el impacto físico y emocional negativo que puede tener en nosotros mismos y en nuestros hijos/as, tanto de forma inmediata como a largo plazo.

¿De dónde viene el trauma?

Las fuentes de trauma pueden presentarse en diferentes formas, pero algunas fuentes de eventos traumáticos que se dan en nuestra comunidad incluyen:

  • Racismo, discriminación y opresión
  • Violencia en la comunidad
  • Vivir en un entorno estresante
  • El duelo o pasar por una pérdida
  • Separación repentina e inexplicable de un ser querido
  • Pobreza
  • Abuso físico, sexual y emocional
  • Abandono durante la infancia

¿Cómo puedo saber si estoy pasando por una situación traumática?

Los signos de que tú o alguien que conoces está sufriendo un trauma pueden ser desde fáciles de detectar hasta invisibles en nuestros cuerpos y mentes. Si alguna vez has vivido o presenciado una situación profundamente angustiosa o perturbadora, los impactos del trauma pueden estar ahí, incluso mientras continuas realizando tus responsabilidades diarias.

Es muy importante identificar los traumas en nosotros mismos y en nuestros seres queridos para enfrentar sus impactos desde el principio. Algunos de los impactos más comunes, también conocidos como «síntomas de trauma», incluyen

  • Problemas para dormir
  • Corazón o mente acelerados
  • Ansiedad o miedo
  • Depresión, apatía o disociación
  • Enfado
  • Ataques de pánico
  • Reviviscensias (“Flashbacks”)

Cada persona muestra diferentes signos de trauma. Algunos signos y síntomas pueden ser más sutiles que otros, como:

  • No comer o comer compulsivamente
  • Depender de la validación de los demás
  • Descuidar la higiene personal
  • Tener comportamientos impulsivos y arriesgados
  • Comportamiento fuera de lo normal
  • Ser demasiado complaciente o apresurarse a complacer a otras personas
  • Ser demasiado tímido/a o vergonzoso/a
  • Tener comportamientos impulsivos y arriesgados
  • Impulsos agresivos

¿Qué ocurre cuando el trauma no es tratado?

Los efectos de un trauma que no es tratado pueden tener efectos de por vida, especialmente para los niños/as. Es importante recordar que si sientes los efectos de un trauma, es más que probable que tu hijo/a también los sienta. Esto se conoce como «trauma generacional».

Los impactos del trauma no tratado incluyen:

  • Bajo rendimiento en la escuela
  • Baja autoestima
  • Malos mecanismos para enfrentar situaciones adversas, como la ira
  • Dificultad para formar o mantener relaciones
  • Trastornos alimenticios, incluyendo comer en exceso
  • Pensamientos y acciones suicidas
  • Abuso de alcohol y drogas
  • Embarazos no deseados

¿Cómo puedo lidiar con el trauma y desarrollar la resiliencia?

Todos podemos tener un papel en el tratamiento de un trauma que nos ha afectado, en los que nos rodean y en nuestras comunidades. Algunas formas de enfrentar el trauma y desarrollar la resiliencia son:

  • Buscar ayuda profesional, si es necesaria, y animar a otros a hacer lo mismo
  • Conectar con los amigos y la familia
  • Hacer ejercicios y la actividad física
  • Dormir lo suficiente
  • Aprender habilidades y mecanismos para enfrentar las situaciones adversas
  • Ser honesto/a cuando alguien te pregunta «¿Cómo estás?»

¿Listo/a para obtener ayuda y para sanar? Llena el formulario aquí y uno de nuestros socios de la comunidad se pondrá en contacto contigo para darte apoyo.